El peor estado del catamarán: encallado y semihundido

El temporal dejó una lastimosa imagen de la embarcación

Comentar

El viejo catamarán Currú Leuvú II, la embarcación más característica de Viedma y Carmen de Patagones de los últimos 50 años mostró una lastimosa imagen, con su proa inundada. El temporal de lluvia de ayer dejó al descubierto el estado de abandono por el que atraviesa la nave.

Desde hace poco más de tres meses que el catamarán se encuentra amarrado en la costanera de Patagones, frente a la Prefectura, para poder ser sometido a nuevas reparaciones, luego de padecer desperfectos en sus sistemas eléctricos.

El municipio de Viedma lo sacó de circulación y aguardaba la obtención de fondos para poder realizar las reparaciones correspondientes. Ayer con el temporal continuo de lluvia y el consecuente crecimiento del río Negro la embarcación sufrió el avance de las aguas hasta inundarlo en el sector de su proa, lo que daba una imagen de semihundido.

Ahora se deberá esperar a que bajen las aguas para poder remover la nave.

También te puede interesar...