"Un ciudadano común, sin las posibilidades que yo tuve, va en cana", dijo Iud

El ex legislador aceptó el sobreseimiento pero no quedó conforme

Comentar "Acepté el pedido de sobreseimiento pero la verdad es que no me fui conforme", dijo el ex legislador Javier Iud, tras haber escuchado a la fiscal Paula Rodríguez Frandsen argumentar que no existen pruebas suficientes como para elevar la causa ligada a una presunta corrupción de menores en San Antonio Oeste, junto al ex intendente de la localidad. Luis Ojeda.

Iud dijo que tras el pedido de sobrerseimiento necesita "recuperar la paz que cualquier persona de bien merece", y en ese sentido dijo que esperaba "una disculpa, hubiera esperado un reconocimiento del yerro, algún gesto de humildad por parte de la fiscalía y de la Defensoría de Menores y no encontré absolutamente nada".

El ex parlamentario provincial sostuvo que "a nosotros ya nos destruyeron, pero con esta defensora y con esta fiscal cualquier persona a la que le pasara algo así y no fuera legislador, intendente o abogado y recursos para contratar un buen abogado y para poder buscar testigos y peritos no estarían dando una entrevista como yo ahora, estarían presos y esto es lo grave, esto es lo grave que queda para el sistema. Si le hubiese pasado a cualquier otra persona que no puede contar con recursos hoy estaría cuatro o cinco presa".

"La fiscal dijo que no existían pruebas suficientes. Yo en realidad hubiera esperado que dijera que las pruebas eran contundentes para acreditar que el hecho no existió", puntualizó el ex legislador Iud.

Añadió que en el video que Iud quiso ofrecer como prueba "la denunciante dijo: 'A Iud no lo conozco, no lo vi nunca' y acá hay otro error jurídico porque la fiscal calificó a ese video de ilegal y la legalidad o ilegalidad de una prueba no lo define un fiscal sino el juez. Entonces la fiscal se arrogó funciones jurisdiccionales".

"Un ciudadano común sin todas las posibilidades que yo tengo va en cana y pareciera que cualquiera que puede sacar del medio a un médico que concursa, a un obrero de la construcción que se inscribe para trabajar en una obra, a un abogado que quiere ser juez o fiscal, le inventan una de estas y se terminó tu carrera porque te destruyen", dijo Iud.

También manifestó que "me gustaría que la fiscal, si tiene un poco de humildad, continúe en este legajo buscando quienes son los autores de esta barbaridad, quienes llevaron a esta menor a cometer esta tropelía. Esta menor vulnerable no lo hace sola, hay un inductor o inductora vaya a saber a cambio de qué transacción. Lo que se es que la política, que era mi fuente de trabajo en ese momento, se terminó para mi y puedo decir que yo perdí mi trabajo, pero la chica a partir de esta denuncia logró que pudiera vivir en un barrio acomodado de Viedma, vive con su familia y su familia no trabaja y llevan una buena vida... es muy injusto todo esto".

"El sistema judicial ha sido un observador de semejante bajeza", dijo Iud a La Palabra.

También te puede interesar...